Uncategorized

Perder peso también puede ayudar a tus pies

Dado que tus pies soportan el peso de todo tu cuerpo mientras lo lleva a través de tu rutina diaria, no es sorprendente que el sobrepeso pueda ocasionar problemas en los pies.

La investigación ha descubierto que tener demasiado peso corporal puede aumentar las posibilidades de una variedad de afecciones dolorosas en los pies, que incluyen:

  • Inflamación del tendón
  • Inflamación en la fascia plantar, la banda de tejido resistente en la planta del pie
  • Osteoartritis

No tienes que ser extremadamente obeso para tener problemas. Incluso 25 kilos de más pueden inclinar la balanza a más problemas en el pie, el tobillo e incluso las rodillas.

Y para las personas que son obesas, los problemas pueden multiplicarse.

Los problemas en los pies a menudo se desarrollan a partir de los cambios en la postura causados por llevar demasiado peso.

En estos casos, las rodillas tienden a acercarse más al caminar, lo que cambia el peso del cuerpo hacia el interior de los pies. Esto puede ser malo para los arcos y los tendones en los pies y tobillos y puede causar problemas en la cadera y la espalda.

Tener sobrepeso te hace más propenso a desarrollar varias condiciones que pueden provocar dolor en el pie y otros problemas, como:

  1. a) Gota

Esta afección es conocida por causar dolor agudo y severo, generalmente en el dedo gordo del pie.

También puede afectar otras articulaciones de tus pies y tobillos. La gota se desarrolla cuando los cristales de una sustancia llamada ácido úrico se acumulan en las articulaciones.

El exceso de peso hace que sea más probable que se desarrolle gota aumentando la producción de ácido úrico en el cuerpo

  1. b) Diabetes

El sobrepeso es uno de los principales factores que aumentan el riesgo de generar diabetes.

La diabetes puede causar entumecimiento en los pies y puede reducir la cantidad de flujo sanguíneo que llega a ellos.

Como resultado, se pueden desarrollar lesiones pequeñas sin darte cuenta y estas lesiones pueden sanar muy lentamente o desarrollar infecciones.

Esto puede convertirse en problemas serios que incluso pueden conducir a la pérdida de los pies.

De hecho, cuando se ha adquirido diabetes es importante que se visiten a los especialistas en pie diabético para su constante revisión.

  1. c) Enfermedad arterial periférica

Esta condición está marcada por una acumulación de placa en las paredes de las arterias de las piernas.

Como resultado, el flujo de sangre a los pies se reduce y el sobrepeso es un factor de riesgo evitable para la enfermedad arterial periférica.

En general, un problema que surge para las personas que tienen afecciones del pie relacionadas con el peso es el tener una actividad física que ayude a perder peso sin causar lesiones en el pie.

Si tienes sobrepeso y además te preocupa lastimarte los pies, se recomienda comenzar con actividades aeróbicas de bajo impacto, como los aeróbicos en el agua.

Además de trabajar con tu médico para asegurarte de que tu corazón y tus pulmones puedan manejar el desafío de un nuevo programa de ejercicios.

Por otro lado, habla con un podólogo para asegurarte de que tus zapatos tengan el tamaño adecuado y ofrezcan el soporte adecuado.

Asegúrate de comenzar a hacer ejercicio gradualmente y evitar actividades que te causen dolor.