Uncategorized

¿Me conviene comprar un Kindle?

Ya estaba cansado de encontrar nada. Llevo horas buscando naves industriales en renta y ninguno de los resultados me convence, así que decidí leer un poco de mis redes sociales y me encontré con una pregunta que me hicieron varios de mis seguidores. Hace unas semanas presumí que me había comprado un lector de libros digital de la marca Kindle y varios seguidores me preguntaron si les convenía comprar uno, si era necesario hacer el cambio de libros físicos a digital. Pues bueno, aprovechando este descanso de mis labores diarias, quiero responder ampliamente esta pregunta, más allá de los caracteres que me ofrece Twitter.

Lo primero que tienes que saber es que si empiezas la transición de físico a digital, tendrás que irte olvidando poco a poco del embriagante aroma de un libro nuevo, ese olor que te envenena la sangre y te hace adicto a las historias. De sentir tus dedos pasando a la siguiente hoja donde conocerás una nueva parte de la historia, ahora todo será clics y el olor será el del lugar donde te encuentres. Ir a una librería podría cambiar por hacerlo desde tu computadora o celular inteligente. Aunque te recomiendo no pierdas la costumbre de comprar uno que otro en físico, hay que mantener vivo el romanticismo de sentir la pasta, de olerlo, de tenerlo entre tus brazos y de llevarlo a todos partes, aunque el Kindle es mucho más ligero.

¿Por qué quieres hacer el cambio? Esa es la primera pregunta que debes hacerte. Yo lo hice porque hice porque al hacer remodelaciones en mi casa, me quedé sin buena iluminación en mi cuarto, donde acostumbro a leer todas las noches, acostado en mi cama antes de dormir. La verdad tampoco tenía tanto espacio para una lámpara de mesa y mi librero ya estaba en exceso lleno de títulos, así que pensé en comprarme un lector de libros digital y me fui por la que onsidero la mejor marca: Kindle. Tiene luz integrada que no te cansa la vista como el brillo de los smartphones o las tablets. Es como si estuvieras leyendo un libro, pero sin cambiar de hoja como normalmente lo harías. Mi cambio empezó por la falta de espacio y por la mala iluminación.

Si tu idea de cambiarte es porque crees que los libros digitales son extremadamente baratos, déjame decirte que algunos sí, pero la gran mayoría no. Los nuevos títulos los encontrarás 30, 50 o 100 pesos más baratos que su forma física, es decir, si cuestan en librerías 350, en formato digital pagarás 250 o hasta 200. Pero recuerda que lo tendrás guardado en la nube, no en tu estante. Algo que me detenía a comprar un lector de libros digital era que me habían dicho que tenía que descargar los libros, convertirlos a cierto formato y después pasarlos al lector, se me hacía algo engorroso, así que lo posponía. Ahora que ya tengo la Kindle, con Amazon puedes actualizar lo que descargues desde la página de internet o la app y aparecerá en tu Kindle, teniendo la misma cuenta sincronizada, obviamente. Es súper sencillo.