Uncategorized

Cómo una nueva distribución de mesas multimedia mejoran el aprendizaje en las aulas

La idea de “Innovar desde dentro” es una tendencia relativamente nueva donde una empresa encuentra continuamente formas de mejorarse a sí misma internamente para funcionar más ágil, más rápido y más fuerte, mientras reduce el gasto excesivo y el consumo de recursos que devuelve valor a sus propietarios y empleados.

Un ejemplo es la política de tiempo del 20% de Google, en la que los empleados pueden gastar el 20% de sus horas semanales de trabajo en una sala en proyectos interesantes o ideas que mejoran la empresa.

Uno de esos productos que nació de esto fue Gmail.

Desafortunadamente, a menudo hay limitaciones de espacio, como la falta de salas de conferencias de libre acceso debido a horarios contradictorios.

Este mismo concepto se puede migrar a las aulas, en donde al contar con un espacio donde se de vuelo a la recreación e imaginación propiciará en los estudiantes esas ideas que están ahí en las mentes de los pequeños.

La buena noticia es que podemos encontrar mesas de uso multimedia que permiten que los equipos realicen reuniones y sesiones de lluvia de ideas fácilmente, ya que estas mesas se pueden implementar en muchos lugares.

Las mesas multimedia junto con sus sillas escolares movibles fomentan la colaboración grupal y la innovación al proporcionar una ubicación centralizada de recursos y tecnologías compartidas que permiten el flujo libre de ideas que pueden ayudar a una sesión de un proyecto escolar tal como se haría en una empresa para obtener una ventaja competitiva.

Aquí hay dos razones por las cuales las mesas multimedia son esenciales para la planificación y las reuniones de trabajos grupales en las aulas:

  1. a) La visualización conveniente es clave

Mientras que las salas comunes a menudo tienen un proyector de pantalla para que todos puedan ver, tienen algo más ágil que puede adaptarse a perspectivas cambiantes y diferentes puntos de conversación.

Si pensamos por ejemplo en un grupo de alumnos en donde cada uno cuente con su propia computadora para trabajar, será posible compartir hasta seis computadoras portátiles o tabletas, lo que permite al grupo ver fácilmente la propuesta de un miembro en su pantalla, lo que hace que ver y cambiar múltiples ideas, conceptos y proyectos sea muy fácil.

Este tipo de mesas no se limita a una sala de conferencias y se puede mover fácilmente para acomodar cambios de ubicación de reuniones de último minuto.

  1. b) Productividad rica en recursos

Es lógico pensar que en un aula de estudio o área de cómputo o espacio para la creatividad, los educandos puedan llegar a instalarse sin tener que preocuparse por los recursos básicos como enchufes de energía incorporados o puertos usb, sencillamente ellos llegarán a trabajar.

De esta forma, se incrementa el índice de productividad al contar con unas mesas multimedia listas para el trabajo y que además les proporcione espacio para llevar sus notas, revisar sus proyectos y visualizar sus ideas en el lugar mientras sus compañeros pueden ver fácilmente su proceso de pensamiento para una sesión de colaboración más eficiente.

Comprendemos que no todos los espacios de colaboración y reunión se crean iguales.

Debemos entender como educadores y padres que nuestros hijos crecen con la tecnología por lo que ofrecerles un entorno adecuado donde se les enseñe a usar la herramienta para sincronizar sus pensamientos con una dinámica les permitirá aprovechar al máximo lo que viene para ellos en este rubro de las tecnologías.