Uncategorized

Alimentación sana y ejercicio te ayudarán a prevenir la calvicie

Lo primero en lo que pensamos cuando nos dicen que tenemos tendencia a quedarnos calvos o a sufrir algún tipo de alopecia es en buscar algún tratamiento para la calvicie para en cuanto esto suceda, en lugar de preocuparnos en nuestro estilo de vida, el cual también puede ser un factor para prevenir la caída. Basta con tener un alimentación llena de vitaminas y realizar alguna actividad física para prevenir la caída del cabello. Hoy les voy a hablar de estos dos puntos que además de volverte una persona más saludable, ayudarán para que tu cabello se mantenga en su lugar.

Comencemos con la actividad física. Muchas personas se están volviendo sedentarias y se olvidan de la importancia que tiene el hacer ejercicio. Pues mantenerte activo ayudara a que la sangre fluya con normalidad por todo tu cuerpo, incluidos los folículos pilosos de tu cabeza. Por eso levántate media hora más temprano y comienza a hacer ejercicios en tu casa, sin necesidad de salir. Pero si tienes la posibilidad de pagar un gimnasio o el tiempo suficiente de ir antes o después de tus actividades cotidianas, te recomiendo lo hagas, ya que al estar pagando te fuerzas a asistir. Otro ejercicio que también ayuda mucho a la circulación es correr. Lo más recomendable es que lo hagas por las mañanas o las noches, cuando no hay sol, pues en las temporadas de calor extremo, nuestro cuero cabelludo puede sufrir mucho daño, por lo que si decides hacer esta actividad con el sol intenso, lo mejor es usar una gorra que te proteja, ni se te ocurra usar de esas viseras.

Ahora hablemos de la alimentación y de las vitaminas que tu cuero cabelludo necesita para mantenerse fuerte y sano. Empecemos con la Vitamina A, la cual es fundamental para el desarrollo de nuevas células, por lo que si tenemos dosis bajas lo que sucederá es que nuestro pelo perderá brillo y el cuero cabelludo se vuelve escamoso y seco. Esta vitamina podrás encontrarla en las zanahorias, el perejil, hígado, brócoli, espinada, calabaza y el tomate.

Las vitaminas del complejo B como son la B2, B3 y B12 ayudarán a reducir en gran medida la caída y mejorarán la calidad de tu cabello, además incrementarán la irrigación de sangre hacia el cuero cabelludo. Algunos alimentos ricos en estas vitaminas son los frutos secos, el pescado, los mariscos, los productos lácteos y los huevos. Así que prueba mezclar algunos durante el desayuno, comida o cena para prevenir en gran medida la pérdida de tu melena.

Otras vitaminas que hacen que tu cuero cabelludo sea más fuerte y permiten la absorción de las proteínas de mejor manera son la C, D y E. Los alimentos que contienen vitamina c son las fresas, las frutas cítricas, la guayaba, la coliflor o los vegetales de hoja verde como la espinaca. Por su parte, los alimentos con alto contenido de vitamina D son los pescados, hígados de res, aceites de hígado, los lácteos y cereales enriquecidos. Mientras que en el brócoli, las espinacas, las nueces, almendras y los aceites vegetales podrás encontrar la vitamina E.